Ni la izquierda es comunista ni la derecha es fascista en España (y en el mundo)

Recientemente y con motivo de las elecciones autonómicas en Madrid, los ahora candidatos del Partido Popular y Unidas Podemos, Isabel Díaz Ayuso y Pablo Iglesias están enfrascados en una serie de ataques discursivos con el fin de enlodar a su rival en el marco de su campaña electoral. Díaz Ayuso ha declarado que la candidatura de Iglesias plantea la disyuntiva de “Comunismo o Libertad”, por su parte, Iglesias ha llamado a los antifascistas a estar en alerta por la amenaza de VOX, mientras que Alberto Garzón ministro de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida ha alertado en su discurso de clausura de la XII Asamblea Federal, que le ha reelegido como líder de IU que “El fascismo es como un cáncer. Cuando está poco desarrollado es difícil de detectar pero fácil de combatir mientras que cuando está muy desarrollado es fácil de detectar, pero muy difícil de combatir”.

Las elecciones en Madrid según sus candidatos tienen como fin la decisión entre el fascismo o el comunismo, el primero encabezado por VOX y en menor medida el PP, y el segundo liderado por Unidas Podemos y en menor medida el PSOE, ¿esto es así? No, no lo es. Y es importante remarcar que debemos leer los procesos electorales como una competencia entre partidos que operan con el fin de alcanzar objetivos concretos (escaños en el parlamento, posiciones en el gobierno), donde la herramienta discursiva es una entre varias, y como su existencia se da en el marco de un idioma concreto donde las figuras literarias pueden ser usadas a conveniencia.

El análisis se debe centrar en lo que realmente representa cada una de estas ideologías que compiten en estos procesos electorales.

¿Cuál es la principal confrontación que nos encontramos en cada elección?

A simple vista la disyuntiva entre derecha e izquierda (que pueden ser extremas o no, en este punto es indiferente). Si avanzamos un poco más, debemos decir que derecha e izquierda son más bien conceptos que sirven a veces sí y otras veces no. Cuando se profundiza se llega a tres grandes corrientes ideológicas: la derecha conservadora, el centro liberal y la izquierda socialista. Cada una con sus propias aspiraciones tras la revolución francesa:

  • La derecha tradicional conservadora buscaba mantener al Estado en sus límites y evitar que este siguiera expandiéndose y modernizando la sociedad. En lugar de individuo ellos veían en los grupos tradicionales el fuerte (familia, iglesia, monarquía). E inicialmente concebían al Estado como un riesgo creciente sobre todo tras la nefasta experiencia jacobina.
  • Los liberales surgen como oposición al conservadurismo, revitalizan el concepto de individuo y también estaban en contra del Estado pues mantenían una firme convicción a favor del libre mercado como camino al desarrollo económico en contraposición del arcaico antiguo régimen.
  • Los socialistas surgen como aceleración e intensificación misma del positivismo liberal, en lugar de individuo hablaban del pueblo y tampoco confiaban 0en el Estado, al cual lo veían como causa de los problemas, de allí a que su política fuera la insurrección política instantánea y el retiro a pequeñas comunidades.

Lógicamente, estas posiciones eran inmaduras y utópicas en todas sus formas, ya que era inevitable que si los conservadores querían detener el avance liberal, debían de hacerse del Estado, misma lógica corría para liberales y socialistas. La revolución de 1848 demostró que la estrategia asumida por los tres bandos no era fructífera. Los conservadores se dieron cuenta que debían fortalecer al Estado para aplacar las revoluciones de sus rivales, los liberales sabían que debían hacerse del Estado para garantizar los principales derechos ciudadanos que emanaban de su discurso, y los socialistas desde Marx tenían claro que si no luchaban por el poder del Estado, estaban destinados a fracasar como en 1848.

Este cambio fue clave. Desde entonces los diferentes partidos políticos de izquierda y derecha se hicieron con las principales consignas del liberalismo, esto es en primer lugar potenciar el sufragio y en segundo las garantías sociales (lo que luego se conocería como Estado de bienestar).

Este cambio llevó, por supuesto, a la marginación de los sectores más extremos.

  1. El sector conservador que se negó a los cambios sociales se mantuvo al margen buscando siempre retomar la idea de patria, familia, tradición, iglesia, o lo que fuera significativo en su respectiva sociedad. En su momento los nazis emergieron como uno de sus principales representantes alemanes, hoy en día se les conoce como Alt-right, quienes, con diferencias en magnitud, por norma general apuntan a la misma idea: lo nefasto que es el cambio social, la globalización, la inmigración y el NWO.
    • El sector conservador que se negó al crecimiento del Estado se mantuvo al margen hasta recobrar fuerzas como los llamados paleolibertarios. Es decir, se enfocan fuertemente en el mercado y en las instituciones tradicionales. Desconfían de toda intervención pública y su mundo ideal es aquel donde el comercio sea relativamente libre en un mundo tradicional.
  2. Los liberales que se mantuvieron marginados hoy se conocen como anarcocapitalistas.
    • Aunque también hay diferencias internas, unos más otros menos, en general lo que buscan es lo mismo: Estado mínimo, o inexistente, y un fuerte eje centrado en el mercado.
    • Igual al punto anterior, son fundamentalmente individualistas en el plano social, por lo que tienden a estar a favor de todos los cambios actuales como la legalización de algunas drogas, la eutanasia, el aborto, Etcétera.
  3. Los socialistas marginados fueron los anarquistas. Los grandes derrotados dentro de la izquierda.

Es decir, en la actualidad podemos encontrar tres grandes corrientes ideológicas que pueden combinarse en más o menos 7 subdivisiones:

  1. Liberales
  2. Socialistas
  3. Conservadores
  4. Conservadores alt-right
  5. Paleolibertarios
  6. Anarcocapitalistas
  7. Anarquistas

Alguien me puede responder que ideologías como la islamista no cuadra en este esquema, y eso es cierto en tanto el islamismo niega la herencia ilustrada (que incluso los conservadores aceptan), pero en principio los islamistas ocupan en el mundo musulmán una posición similar aunque más radical que la derecha alt-right.

Viendo la configuración ideológica como un centro esférico con sus extremos flotando a su alrededor tendríamos una imagen más completa de posturas ideológicas en la actualidad, lamentablemente los actuales espectros ideológicos son muy simples en ese aspecto, por eso hay quienes se limitan a concebir a la izquierda solo como “comunista – estatista” y a la derecha como “reaccionaria y autoritaria”, cuando el panorama es muchísimo más amplio. Un ultraliberal puede estar en contra de dictaduras (y del Estado mismo), a favor de una democracia formal, del matrimonio homosexual, la liberalización del mercado de las drogas y de la privatización de empresas y servicios públicos al máximo nivel posible, mientras que un conservador de la vieja escuela puede estar en contra de las drogas, de la secularización y del libre mercado pues prefiere un régimen más proteccionista y con un Estado corporativo. Similar reduccionismo ocurre con la izquierda, para algunos esta solo busca incrementar el peso del Estado en búsqueda del “igualitarismo”, mas ciertamente dentro de esta izquierda ideológica encontramos sectores partidarios de fortalecer al Estado de bienestar y otros que ven en el Estado una fuente de problemas y peligros (anarquistas y un sector del marxismo).

Si categorizamos a las ideologías en función a un fin postcapitalista, los extremos son siempre los que caen en esa categoría:

  • Dentro del socialismo tenemos;
    • El socialismo marxista
    • El socialismo anarquista
  • Dentro del liberalismo tenemos;
    • Al anarcocapitalismo más extremo que ve totalmente necesaria la eliminación del Estado
  • Dentro del conservadurismo podemos encontrar;
    • Al anarquismo cristiano

Evidentemente, esto es mucho más complejo pero puestos a hablar sobre la izquierda y derecha en España, primero que todo debemos analizar a VOX, el PP, Unidas Podemos y al PSOE.

¿Contienen sus programas electorales apuestas por la superación del capitalismo?

No.

Por lo tanto no pueden ser comunistas.

¿Contienen sus programas electorales apuestas por programas racistas o que lleven a la construcción de un Estado corporativo?

No.

Por lo tanto no pueden ser fascistas (ni mucho menos nazi).

Y lo mismo aplica para la grandísima mayoría de los partidos que compiten en Europa y América.

  • VOX cuestiona ciertos paradigmas de la izquierda progresista como ocurre con la ley de violencia de género y la ley Trans, enarbola la bandera española y ciertas tradiciones. Esto los hace más conservadores que otros partidos, pero no fascistas. A la vez buscan liberalizar la economía, por lo tanto, en el plano económico, es muy liberal, más que otros partidos. Lo mismo ocurre con el PP, solo que podríamos argüir que no es tan conservador como VOX en temática social, ni tan liberal en temática económica.
  • Unidas Podemos apuesta por una política social más progresista (entiéndase que uso el término como antítesis de lo conservador), mientras que económicamente su apuesta es más bien intervencionista. El PSOE puede ser entendido como un Podemos muchísimo más cercano al centro.

¿Ergo qué?

Lo que tenemos, definitivamente, es una confrontación ideológica entre el social-liberalismo y social-conservadurismo de toda la vida, idéntico en fondo y diferente en la forma. Si durante el siglo XIX la disyuntiva estaba puesta entre ser liberal o conservador, en el siglo XX el debate cambió a capitalismo y socialismo (o mejor dicho socialdemocracia) y en la actualidad el dilema que nos presentan es entre nacionalismo y globalización, pero en el fondo, lo que existe no es más que competencia entre una clase política que en el fondo sostiene las relaciones económicas capitalistas, pero compite y lucha en el cómo administrar esas mismas relaciones.

Y en esta confrontación no hay extremos enfrentados, hay sectores políticos más o menos cercanos al centro liberal.



Categorías:Política

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: