10 mitos sobre los judíos

En la actualidad persisten una serie de mitos en la cultura popular sobre los judíos y su relación con el mundo, los cuales en conjunto, provocan una falsa perspectiva sobre la situación en el mundo, desviando y desfigurando en el acto la atención que debemos tener sobre los problemas que actualmente ocurren en la sociedad.

Este artículo invita a reflexionar frente a todas las teorías de la conspiración y similares que terminan obstaculizando una visión crítica, científica y escéptica sobre nuestra sociedad.

¿Cuáles son los 10 mitos que desmenuzaré y refutaré?

  1. Los judíos mataron a Jesucristo
  2. Los judíos son una etnia
  3. Los judíos tienen un plan para dominar el mundo
  4. Los judíos estuvieron detrás de la revolución rusa
  5. Los judíos pervierten el mundo mediante el <<marxismo cultural>>
  6. Los judíos son unos parásitos
  7. Los judíos controlaban el 20% de las riquezas en Alemania antes de Hitler
  8. Los judíos controlan Estados Unidos
  9. Los judíos controlan la economía mundial
  10. Los judíos controlan los medios de comunicación

Cada uno de estos mitos forma parte de un relato superior que, dentro de todo, juega a favor de una visión de mundo derechista, muy conservadora y que muchas veces raya en lo vicioso y virulento, relato que, incluso en la izquierda -marxista y no marxista- ha calado hondo.

Lo anterior me gustaría remarcarlo y destacarlo: considerar verídicos estos mitos, implica perder la atención en la realidad de la sociedad mundial, en los problemas diarios que todos vemos, sus causas y reales consecuencias, y por si fuera poco, exculpa la explotación capitalista como un elemento clave y neurálgico en cada uno de los asuntos más contingentes dentro de las ciencias sociales.

Vayamos a revisar cada uno;

MITO 1

Los judíos mataron a Jesus

Unos de los más repetidos y popularizados mitos en contra de los judíos es que ellos mataron a Jesús. Este mito ha reforzado la idea del peligro judío en la sociedad, de este modo, innumerables manuales (laicos, clérigos y pastorales), periódicos católicos y protestantes contribuyeron a afirmar el mito del crimen deicida. Éste, tiene su origen en las polémicas judeocristianas que entre el siglo I y IV favorecieron el alejamiento entre el cristianismo y judaísmo. Esta acusación de tal malévolo y siniestro acto llevó a la demonización de los judíos desde muy temprano en nuestra era, así, fueron presentados como símbolos del mal, causa de la peste bubónica, peste negra, lo que llevó a que fueran continuamente perseguidos, torturados y asesinados, situación muy bien documentada. Recién tras el Concilio Vaticano II esta acusación fue anulada.

Para entender el porqué hablo de un mito, primero debemos comprender y conocer la situación política en la que se encontraba el pueblo judío durante la era del Jesús histórico.

Básicamente había tres facciones claramente definidas:

  1. Los fariseos: Representaban la ortodoxia religiosa judía
  2. Los Saduceos: Herederos de los helenistas de la época de los Macabeos, buscaban adaptar las normas religiosas a las costumbres del resto de los pueblos.
  3. Los celotes: Rebeldes contra el imperio romano, ellos creían en la lucha armada como medio para liberar al pueblo de Israel.
  4. Los esenios: Convivían en comunidades principalmente en las costas del mar Muerto en condiciones de ascetismo y extrema pureza ritual, dedicados al estudio profundo de las escrituras.

La situación en Judea era de tensión política continua, instituciones como el Sacerdocio y el Sanedrín (supremo tribunal judío) habían visto sus poderes fuertemente limitados. En el trono existía un rey puesto por los romanos, Herodes Antipas al cual se le reconoce como imbuido en un mar de corrupción.

Juan -predicador relacionado con los esenios- llega y lo acusa de sus actos en contra de la religión judía, pero es ejecutado. Luego Jesús con su prédica continúa la crítica de Juan, la cual, obviamente es molesta a ojos y oídos de Herodes quien lo hace arrestar y lo envía al Sanedrín para juzgarlo por blasfemia.

El Sanedrín, para no comprometerse con los actos de Herodes, se escuda en la prohibición de emitir sentencias de muertes y lo envían con el procurador romano, Poncio Pilatos, quien lo condena a la crucifixión (un castigo que no es judío sino que romano, ya que según la Torá existen 4 formas de ejecución: lapidación, estrangulamiento, decapitación y fuego).

Quien recopila este relato fue Pablo de Tarso, quien se hizo seguidor de las enseñanzas de Jesús y en su relato se aprovechó para atacar a los fariseos acusándolos de haber ejecutado a Jesús.

Luego, cuando el cristianismo se vuelve religión del Estado romano, este relato de Pablo es tomado como verdad y en él se engloba a todo el pueblo judío como ejecutor de Jesús.

Entonces, entiéndase que la situación política del pueblo de Judea era de un dominio altamente corrompido, donde las disidencias políticas eran constantes y evidentes. Las palabras de Jesús, aun cuando no recurrió jamás a la fuerza, sí que eran completamente revolucionarias y en tal contexto incomodaban a una élite política y religiosa extremadamente corrupta y compenetrada con el dominio romano de la época.

Afirmar que son los judíos quienes mataron a Jesús, es como afirmar que fueron los chilenos quienes derrocaron a Allende. Los judíos eran un pueblo lleno de diferencias sociales y políticas a tal punto, que los mismos seguidores judíos de las enseñanzas de Jesús se mantuvieron vivos divulgando su palabra e identificándose durante décadas como judíos.

Mito desmentido.

MITO 2

¿Los judíos son una etnia?

Para responder esta pregunta, debemos primero definir la palabra etnia. Según la RAE

  1. Comunidad humana definida por afinidades raciales, lingüísticas, culturales, etc.

https://dle.rae.es/etnia

Pues bien, debemos entender la realidad de la situación de los judíos hasta el surgimiento del sionismo.

La población judía que vivía en los reinos históricos hebreos desde que inició la diáspora hasta el siglo XIX se sumergió en un proceso de aculturación y transculturación que terminó configurando una identidad judía muy diferenciada dependiendo del sector y país en el que se ubicaban.

De este modo, en realidad ya para el siglo XIX no se podía hablar de una única identidad o etnia judía, sino que esta era muy diversa y variaba dependiendo de los diferentes espacios nacionales en los que se desenvolvían los judíos.

Cabe destacar los siguientes subgrupos judíos:

  • Judíos askenazis: judíos que se asentaron en Europa Central y Oriental. Se establecieron principalmente en Alemania, Austria, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Ucrania, Rumania, Moldavia, Rusia, Bielorrusia, Bulgaria, Lituania y Letonia. Los asquenazíes son los descendientes de las comunidades judías medievales establecidas a lo largo del Rin, desde Alsacia, al sur, hasta Renania, en el norte. Su idioma -además del local respectivo a cada país como alemán, polaco o ruso- era el yiddish.
  • Judíos sefardíes: judíos que vivieron en la Corona de Castilla y la Corona de Aragón hasta su expulsión en 1492 por los Reyes Católicos y también sus descendientes, quienes, más allá de residir en territorio ibérico o en otros puntos geográficos del planeta, permanecen ligados a la cultura hispánica. Su idioma, además del español, era el ladino.
  • Judíos Mizrajíes: judíos del Medio Oriente y norte de África. Como vivieron siglos en medio de pueblos árabes, su idioma además del árabe o magrebí, eran variedades como el mismo judeoárabe que nace de la interacción constante entre las comunidades judías y su entorno.
  • Judíos persas: judíos históricamente relacionados con Irán y países aledaños. Desde luego, su idioma más hablado es el persa y Judeoarameo.
  • Beta Israel: son los judíos de origen etíope, también conocidos como falasha. Entre sus idiomas se encuentran el Ge’ez, el Tigrinya y Amárico.
  • Bene Israel: judíos que se cree que su origen proviene de tribus que huyeron de la persecución y terminaron asentándose en la actual India. Su lengua en la India es el Judeo-Marathi
  • Judíos Romaniotes: Judíos que han vivido en Grecia durante más de 2000 años. Su lengua era el yevánico, aunque esta cayó en desuso por una serie de motivos (absorción de los sefarditas, holocausto y emigración)
  • Abayudaya: Judíos de Uganda. Hablan diferentes dialectos propios a Uganda como Luganda, Lusoga, Lugwere, además del hebreo claro está.

Desde luego, estos no son los únicos grupos judíos, pero mi punto es que no existe una etnia judía, ¡en realidad son muchas y muy variadas! Solo he mencionado unas cuantas, y vemos diferentes lenguas y orígenes nacionales, esto implica desde luego, diferentes fenotipos, culturas locales y nacionales.

Tras la consolidación del Estado de Israel, el hebreo se convirtió en la lengua oficial y a partir de diferentes coyunturas llevaron a que la mayor parte de los judíos migrara al país, lo cual generó una suerte de sincretismo cultural que dio paso a una nueva identidad judía que era la buscada por el sionismo, sin embargo, esto no significa que ahora exista una “etnia judía”. Y es que las distancias culturales y fenotípicas siguen existiendo en dicho país, esto se refleja tanto en un sentido lingüístico, como económico, político y cultural.

Lingüísticamente, Israel es un país muy diverso, y a pesar de que el hebreo sea la lengua franca y oficial, prácticamente todos sus habitantes hablan al menos una segunda lengua relacionada con su origen. Según la información disponible a partir de una encuesta elaborada por el gobierno israelí a sus ciudadanos mayores de 20 años, el 49% informa que el hebreo es su lengua materna, el árabe 18%, el ruso 15%, el yiddish 2%, el francés 2%, el inglés 2%, 1.6% español, y el 10% de otros idioma.

Económicamente existen evidentes diferencias entre askenazis y mizrahíes. Según diferentes estudios los primeros tienen ingresos salariales sustancialmente superiores y ocupan los mejores puestos de trabajo encontrándose más cualificados.

Políticamente, la diferencia se ve todavía más acentuada.

1 JUD

JUD 2

JUD 3

JUD 4

Fuente: https://www.timesofisrael.com/traditional-jews-vote-likud-beytenu-while-the-orthodox-choose-bennett/

Tanto mizrahíes como sefardíes son más tradicionalistas que los askenazis, quienes se consideran más laicos. Además, la intención de voto marca una mayor preferencia de mizrahíes y sefardíes hacia el Likud (30%) mientras que los askenazíes no tienen tal nivel de adherencia a la derecha y se muestran más indecisos.

Culturalmente, la diversidad se sostiene hoy. Israel es un país con una comunidad muy diversa, hay judíos procedentes de Europa occidental Europa oriental, Rusia, África, el oriente medio, Sudamérica y Estados Unidos, cada una de estas comunidades mantiene viva su herencia cultural respectiva a cada país y región de la que proviene. La música y la gastronomía, las tradiciones de cada rincón del mundo entre muchos otros aspectos, es evidencia de esta enorme diversidad cultural que hace imposible hablar de una etnia judía.

Mito desmentido.

MITO 3

Los judíos tienen un plan para dominar el mundo

¿De dónde viene la creencia de que el judío busca controlar el mundo? Una característica del antisemitismo moderno es la acusación de que está en marcha una vasta conspiración judía para dominar el planeta. ¿Y cuándo nacen estas teorías? Los textos más conocidos son los llamados Protocolos de los Sabios de Sión, los cuales fueron aceptados, promocionados y repetidos en la Alemania nazi y aún después de la segunda guerra mundial.

Dentro de esta obra, se culpaba a los judíos de una variedad de males, los cuales, tenían como objetivo una conspiración para dominar el mundo. El texto está redactado como si el autor fuera uno de los miembros del grupo “Sabios del Sión”, quienes maquinan en las sombras la conquista del mundo, a través de la masonería, la prensa, las finanzas y el dominio de los políticos de los países con democracias liberales. A lo largo de 24 protocolos se van exponiendo los lineamientos de la gran conspiración para tomar el poder en la Europa cristiana y, a través de ella, el resto del planeta. En resumen, es una reedición de lo que autores habían indicado: el control del oro, la prensa periódica, los partidos políticos y los gobiernos con la finalidad de destruir el mundo cristiano e imponer, finalmente, una autocracia con un rey judío. Esto coge muchos elementos del discurso reaccionario del siglo XIX, que cuestionaba al liberalismo y el constitucionalismo por fomentar el disenso y el debate. De este modo, los judíos al controlar el sistema financiero y, en particular, el oro, tienen sometidos a los gobiernos a través de los empréstitos que contrajeron por no saber administrar. Esto se opone a la sociedad del antiguo régimen en el que la nobleza era benevolente y cuidaba de la sociedad. Ahora sin embargo, la aristocracia está extinguiéndose y los europeos se dividen en facciones que aparentemente están en pugna –liberales, socialistas, anarquistas, marxistas, monárquicos– pero que son en realidad marionetas manipuladas en las sombras por los Sabios del Sión.

La evidencia indica que el autor de este texto habría sido un ruso vinculado a la ojrana -la policía zarista cuya función era reprimir las corrientes opositoras al régimen imperial-, ¿cuáles serían los motivos? Debemos entender la situación de Rusia a inicios del siglo XX. Rusia, era en el marco de los países más importantes en Europa, el país política y socialmente más atrasado, mientras Gran Bretaña y Francia gozaban de amplias libertades con regímenes parlamentarios, y en los imperios Alemán y Austro-Húngaro había asambleas legislativas con atribuciones restringidas, en Rusia seguía dominando la autocracia del Zar, sin ningún límite a su poder. Recién en 1905 el Zar concederá la creación de la Duma y aceptará el funcionamiento de los partidos políticos y de la prensa, aunque se las ingeniará para mantener el control. Este desenvolvimiento tardío ruso en el constitucionalismo liberal, sumado a su subdesarrollada industria (en comparación con occidente) provocaría una rápida radicalización de la intelectualidad rusa, la cual se volcaría hacia el socialismo o anarquismo. En esta situación, la población judía en Rusia se abocaría a votar por partido Constitucional Demócrata (KD) en los comicios de la Duma. Es por esto que el judío quedaría estereotipado como un revolucionario, pues luego muchos judíos se vincularían a movimientos mencheviques y bolcheviques (a pesar de que los judíos revolucionarios hubieran cortado lazos con su religión y comunidad y ya no se reconocieran como judíos).

Uno de los mayores promotores de este texto en Rusia fue el místico Sergei Nilus, vinculado a la corte imperial.

Si bien es cierto los Protocolos servían para fustigar a las comunidades judías dentro de la Rusia zarista, el mismo cobró fama mundial después de la Gran Guerra, momento en que se derrumbas tres grandes imperios (el ruso, el alemán y el austrohúngaro). El surgimiento del régimen bolchevique en noviembre de 1917 parecía confirmar a los ojos de muchos occidentales las palabras de los Protocolos. En el gobierno socialista había figuras prominentes de origen judío: Trotski, Kamenev y Zinoviev, entre otros. Con la creación de la república de Weimar en Alemania, en los países de habla germana circularon los Protocolos entre los círculos völkisch, nacionalistas racistas, que atribuían su derrota en la guerra a una conspiración judía. En Norteamérica el multimillonario Henry Ford financió varias ediciones del folleto ruso y creó una revista (The Dearborn Independent) dedicada a denunciar la supuesta existencia de un «peligro judío».

En 1921 el prestigioso diario londinense The Times demuestra que casi la mitad del texto fue plagiado de una obra de sátira política, Diálogo en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, de Maurice Joly, una crítica al gobierno imperial de Napoleón III publicada en 1864. Los Diálogos de Joly son ataque contra las ambiciones políticas de Napoleón III, quien, conspira para gobernar el mundo. El plagio se evidencia en muchos pasajes de la obra así como elementos y referencias, sin mencionar que Los Protocolos hablan de un autor muy poco versado en la cultura judía al referirse al dios Vishnú, al carecer de citas del Talmud, además de poseer una cita en Latín, elemento contradictorio si se supone que el texto se origina en el Congreso Sionista de Basilea, donde la mayoría (por no decir todos) hablaban hebreo y no Latin.

A pesar de la evidencia de este plagio, este texto completa o parcialmente alimentará la idea de que los judíos buscan controlar el mundo.

MITO 4

¿Qué tan cierto es que los judíos hayan estado detrás de la revolución rusa?

Este mito guarda directa relación con el primero, y que cuya historia se remonta a los “Protocolos de los Sabios de Sion” del cual ya hemos hablado.

Según el mismo, los judíos en su plan por dominar el mundo, están detrás de los eventos (llámese guerras, crisis, catástrofes y diferentes gobiernos) más relevantes que se han manifestado, entre ellos no faltaba más, la misma Revolución Rusa.

Según este mito, los judíos mediante la banca, financiaron a los revolucionaros con el fin de derrocar el régimen del Zar con algún objetivo en mente, ¿cuál? Nunca se ponen de acuerdo en realidad.

Pero veamos la situación geopolítica en 1917: Rusia se encontraba en la primera guerra mundial y su participación era fundamental dentro de la Triple Entente. Cualquier coyuntura que afectase a Rusia, por lógica, iba a debilitar a este bando.

Por lo tanto, aquí no cabe decir que la revolución fue ideada desde la banca judía, porque esa afirmación es extremadamente simple. A la banca “judía” en Alemania probablemente le iba a convenir que Rusia se retirase de la contienda, no así a la banca en Wall Street o Londres.

En este sentido existen diferentes versiones. Se habla del oro que Lenin obtuvo en Alemania, de la conspiración (judío) masónica y la conspiración británica. Para ninguno de estos casos existe documentación suficientemente contundente que demuestre que la revolución fuese ocasionada por financiamiento externo, lo más cercano es la teoría de que Lenin en Alemania (país que entonces era enemigo de Rusia) se hizo de financiamiento para poder llevar a cabo su trabajo como revolucionario retirando a Rusia de la guerra, sin embargo hasta ahora no se han encontrado pruebas irrefutables que confirmen la recepción por parte de los bolcheviques de dinero procedente de Alemania para llevar a cabo la revolución.

De la conspiración masónica tampoco se tiene más información, es difícil negar el papel de la masonería política en los acontecimientos de la época, los masones tenían el objetivo de apoyar el desarrollo progresista mediante reformas políticas y entre sus filas se encontraban desde liberales hasta socialdemócratas. No obstante esta organización no ayudó al gobierno durante las masivas protestas populares, ni siquiera cuando en julio de 1917 el masón Kérenski pasó a presidirlo.

El historiador Oleg Soloviov afirma “esta organización política, una de las armas de la oposición al zarismo, había perdido el sentido una vez depuesto el zar”.

Por último, sobre la conspiración inglesa la base tiene que ver con en el deseo británico de eliminar al zar y, especialmente, a la zarina, sospechosa de albergar simpatías hacia Alemania. Pero aquí nos volvemos a encontrar con otra contradicción, ya que el interés inglés sería relevar al Zar sin ocasionar mayores convulsiones políticas que minaran la participación rusa en su guerra con Alemania.

Tampoco se cuenta con mayor documentación de la intervención inglesa en la revolución más allá de las sospechas sobre la muerte de Grigori Rasputín, quien era considerado por Londres como promotor de la “influencia alemana”, incluso un espía alemán. El historiador Andréi Ivanov considera que [con respecto a la muerte de Rasputín] “absolutamente probada la complicidad de miembros de la diplomacia inglesa de San Petersburgo y de personas relacionadas con los servicios de espionaje británicos”.

Hasta el momento, lo que observamos son indicios de intervención política y económica dentro de Rusia con diferentes objetivos, más allá de su total probidad, sí que se puede decir que son contradictorios, así los intereses alemanes eran contradictorios a los ingleses.

A pesar de lo anterior, lo que podemos destacar de todos estos indicios es que intervención extranjera no implica que el objetivo sea el resultado. Esto es algo que el estudio de la política e historia demuestra con amplias creces.

Cuando se dio la revolución independentista de las 13 colonias (que daría nacimiento a Estados Unidos) contó con el apoyo financiero y táctico de España y Francia. ¿Cuál era el objetivo de ambos países? Pues en primer lugar debilitar la posición de Inglaterra, ¿qué es lo que realmente consiguieron? Pues la consolidación de un país que, si bien es cierto en un primer momento no actuó decididamente en contra del estatus quo colonial en Hispanoamérica, terminaría convirtiéndose en un ejemplo para muchos revolucionarios hispanoamericanos como Francisco de Miranda, y, tras la independencia de los países hispanoamericanos, los Estados Unidos no tardarían en promulgar su “Doctrina Monroe”. Es decir, España y Francia posibilitaron el nacimiento de un país que rivalizaría con su posición como potencias dominantes, por lo que su objetivo inicial no se condijo en absoluto con el resultado final.

Lo mismo ha ocurrido con la crisis en Siria, y prácticamente todo oriente medio desde que iniciara la primavera árabe hace ya prácticamente 10 años. En Siria diferentes agentes y actores han intervenido, el yihadismo radical y moderado, Arabia Saudí, Qatar, Turquía, Irán, Rusia, Francia, Estados Unidos e Israel. ¿Por qué? ¿Cuál es la victoria posible si cae el régimen? En algunos casos el resultado puede ser peor como ocurrió con la independencia de Estados Unidos, pero es que cuando se manifiesta una crisis coyuntural de tal calibre, sí o sí una potencia debe intervenir para lograr obtener algún crédito.

Pues la misma situación puede haber ocurrido con la revolución rusa. Si bien es cierto, ninguna revolución se origina solo de movimientos externos (ya que la base es esencialmente el malestar social generalizado), puede que la intervención extranjera jugase un rol fundamental en ciertos aspectos, especialmente frente a facciones moderadas como los mencheviques.

Sin embargo, el resultado final, es decir un país comunista con una economía centralizada en el Estado y operando mediante planes quinquenales evidentemente no era del agrado de la élite política y económica mundial, prueba de ello es que tras la revolución e iniciada la guerra civil en Rusia, el bando zarista (aunque el Zar ya estaba muerto, ello no significaba que su bando lo estuviese) y su “Ejército Blanco” fue apoyado por diferentes países como Italia, Grecia, Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Francia entre otros, cuyo objetivo era acabar de raíz con la revolución para evitar que se consolidara el proyecto bolchevique.

¿Qué conclusión se puede extraer? Que si bien es cierto, pudo haber existido intereses por desestabilizar Rusia o por provocar una caída de su gobierno (algo que no está demostrado), el establecimiento de la URSS no era para nada el resultado final esperado. Vamos, un país que aplicaba un sistema alternativo al capitalismo, que podría influenciar (como efectivamente hizo) en movimientos políticos y sociales a nivel global, y que terminaría por modificar el mapa geopolítico internacional era algo que desde luego, no agradaba a la élite capitalista (donde nos encontramos a los banqueros).

Luego, que la URSS haya realizado negocios con ciertos bancos internacionales mediante créditos y demás, tampoco prueba el mito, lo único que demuestra es que en determinados momentos, la economía soviética resultaba ser un buen cliente para ciertos capitalistas bancarios.

Cierto es que, además, que en un primer momento, casi la mitad de los revolucionarios eran judíos y que buena parte de los principales puestos eran ocupados por ellos, y que tras la revolución se abolieron leyes que los discriminaba y terminaron con los pogromos, pero la suerte les duró poco. Con la llegada de Stalin la política institucional fue, nuevamente, la de persecución y criminalización. La campaña “Cosmopolita sin raíces” dada entre 1948 y 1953 es prueba de ello. Y a nivel internacional ocurrió algo similar, de ser Israel un país con una evidente cercanía con la URSS, la situación rápidamente cambió y mientras Israel se acercaría a potencias occidentales capitalistas, la URSS tomaría partido por diferentes regímenes socialistas árabes.

MITO 5

Los judíos pervierten occidente mediante el <<marxismo cultural>>.

La teoría del marxismo cultural viene a ser como una de las últimas y más modernas apuestas renovadoras y herederas de la tradición antisemita iniciada con Los Protocolos de los Sabios del Sión, esta versión resulta ser mucho más adaptada y moderna en tanto excluye afirmaciones derechamente racistas, sin embargo, en esencia el objetivo es el mismo.

Esta teoría se refiere a una supuesta forma de marxismo que, pretendidamente adaptado de términos económicos a términos culturales por la Escuela de Frankfurt, ​se habría infiltrado en las sociedades occidentales con el objetivo final de destruir las instituciones y valores tradicionales de estas, mediante la implantación de una sociedad global, igualitaria y multicultural sin alma.

Desde luego, su uso viene dado principalmente por círculos de la derecha más conservadora y extrema, y su origen se puede rastrear hasta el artículo <<La nueva edad oscura: La Escuela de Fráncfort y la «corrección política>> publicado en 1992 por Michael Minnicino en la revista FIDELIO del Instituto Schiller.

En estricto rigor, el término marxismo cultural tuvo su origen en el campo de los estudios culturales, nacidos de la Escuela de Frankfurt de los años 1930, los cuales inician un desarrollo investigativo sobre la cultura desde una orilla marxista, sin embargo, la teoría conspirativa se agarró de esa realidad, para luego agregar dos puntos fundamentales en su mentira:

  1. Se busca imponer, a nivel global mediante instituciones educativas y medios de comunicación, una ideología que destruye los valores de la sociedad intelectual.
  2. Las cabecillas tras esta ideología son, desde luego, los judíos.

Esta teoría justifica todo lo que sucede en el mundo desde un punto de vista extremadamente conservador: la inmigración, el asentamiento del feminismo, los derechos LGTB, el auge de leyes que buscan respetar minorías étnicas, todo se resume al marxismo cultural promovido por los judíos, quienes, en su intento por dominar al mundo, buscan debilitar la cultura occidental volviéndola débil y eliminando sus valores.

Por supuesto, en principio esta teoría no tiene sentido desde que miramos a Israel como un país que tiene sus pilares puestos en la inmigración y con una amplia aceptación a la comunidad LGTB, entonces considerando lo anterior, ¿cómo es posible que los judíos busquen debilitar la sociedad occidental mediante políticas que ellos mismos legalizan?

Tampoco esta teoría explica cómo es que los marxistas lograron dominar los medios de comunicación haciendo aceptable al feminismo y a la comunidad LGTB, mucho menos cuando son estos mismos medios los que luego criminalizan al marxismo y comunismo de las peores aberraciones a nivel mundial. ¿Cómo es que esta ideología pasó de simples aulas universitarias a las editoriales y radioemisoras más importantes a nivel mundial? Nebulosa absoluta.

Lo que sucede en el mundo es que el liberalismo político se sigue desarrollando, pero esto no proviene de una tradición intelectual de los años de 1930, sino que desde la misma ilustración. Es inevitable que conforme avance el liberalismo político, los derechos de los ciudadanos se sigan incrementando conforme en directa relación con el progreso del capitalismo.

Que las mujeres se empoderen no es sino, una reacción y resultado directo de su ingreso como mano de obra, situación que las provee de más ingresos y posibilidad de autonomizarse sin depender de un padre o marido, segundo al tener ingresos tienen más posibilidades de estudiar, profesionalizarse y desarrollar una visión diferente del mundo, y tercero al trabajar la mujer no solo adquiere un salario, además se hace de experiencia, y se vuelve proletaria, ingresando en la experiencia en carne propia de lo que es la explotación capitalista, lo que tarde o temprano -como demuestra la experiencia histórica- la llevará a agruparse en sindicatos, formar parte de movimientos, huelgas y lucha por sus derechos. Vamos, caldo de cultivo para el inicio del feminismo.

Algo similar ha ocurrido con la comunidad LGTB, pero principalmente gay. Y es que la institucionalización del capitalismo requirió de un modelo de familia proletaria -padre trabajador, madre dueña de casa y unos cuantos hijos- fuertemente asentada y que asegurase la reproducción de la mano de obra, pero sobre todo, un enraizamiento en un lugar determinado sin posibilidad de emigrar y debilitar este ejército de desempleados o subempleados del que disponían los capitalistas. En esta imagen, el homosexual no era útil, más bien era un riesgo (he aquí el origen de toda la legislación de la época). Sin embargo, así como las mujeres terminaron por empoderarse, lo mismo sucedió con la población gay y que se tradujo con los disturbios de Stonewall en 1969, tras unas décadas la visibilidad y el poder político de la población homosexual ha crecido considerablemente, particularmente en Europa, América del Norte y Australasia. El crecimiento de la productividad y el aumento del ingreso de la población gay de clase media ha llevado a una cada vez mayor aceptación de una comunidad con un nivel de ingreso lo suficientemente sustancial como para generar un amplio y diversificado mercado de consumo, donde se ha generado el ideal de un hombre gay con un cuerpo musculado e hipersexualizado, un comportamiento masculino, éxito profesional y un nivel adquisitivo concreto.

No es de extrañar entonces, que sean los países más desarrollados donde los derechos de género y sexuales más consolidados se encuentran. Esto no es baladí, ya que son estos países donde se ha establecido un mayor desarrollo de la clase trabajadora con una consecuente lucha por sus derechos, lo que el liberalismo ha sabido adoptar a su conveniencia. El homosexual liberal y exitoso que vota por partidos progresistas y capitalistas, y la mujer empoderada en altos puestos gerenciales que no cuestiona la explotación del capital.

Con la inmigración y las minorías étnicas ocurre algo similar. Siempre han existido, la transferencia demográfica entre diferentes regiones es una constante en la historia humana. Es más, en cierto sentido la economía capitalista se ha nutrido de la inmigración durante siglos, de lo contrario, ¿por qué vienen y van los inmigrantes? Pues a trabajar. Y si hay trabajo, es porque se los necesita. Que en Estados Unidos la población de origen latinoamericano esté cada vez más empoderada tiene mucho que ver, también, con el incremento de su poder adquisitivo, con el alcance de puestos claves en los altos directorios y puestos políticos, así como la consolidación de una clase media y alta con un poder adquisitivo sustancial.

Habiendo revisado lo anterior, ¿es necesario realmente la existencia de una conspiración como lo es el marxismo cultural?

Y es que aunque fuera cierto, ¿se ha destruido la cultura occidental? ¿Se encuentra en una peor situación que hace 50 o 100 años? Pues los datos demuestran lo contrario.

La cultura es dinámica, siempre está cambiando, como nosotros mismos.

Este mito ha sido refutado.

MITO 6

Los judíos son unos parásitos.

El mito dice que los judíos son parásitos y que viven del trabajo ajeno, esto reforzado por antisemitas lleva a la idea de que el judío por norma general no trabaja ni quieren trabajar. Por conveniencia y desconocimiento se ignoran los orígenes de esa narrativa que, al repetirse a lo largo de los siglos, se ha convertido en lenguaje corriente, un argumento que suena lógico, creíble y por ende razonable. Así, los judíos son asociados con usureros, cobradores de impuestos, comerciantes y banqueros, ¿son realistas todas estas afirmaciones?

Hagamos un poco de historia. Desde la antigüedad, y fruto de la persecución y violencia de la que eran blanco, los judíos buscaron protección de los soberanos que cobraban por esos favores garantizándoles seguridad y una vida. Por ejemplo, había emperadores que requiriesen de personal abocado en el cobro de impuestos que “solo judíos podían recaudar” pues su religión se lo permitía. Por imposición de las leyes y el catolicismo, los judíos no podían poseer tierras, lo cual les vetaba ipso facto la agricultura, la cual quedaba reservada solo para los cristianos, estos sin embargo no podían dedicarse al comercio ni a la usura, ¿cuál fue el resultado de esta situación? Pues que a los judíos les tocó desempeñarse en el cobro de impuestos, el comercio y algunas profesiones liberales, lo cual les terminó proveyendo de cierto grado de riqueza y un estatus económico privilegiado. Como el judaísmo no considera pecado la usura, muchos judíos se enriquecieron mediante el préstamo de dinero con intereses, lo que les valió la acusación de que “vivían a costa del prójimo”.

Diferentes teólogos, clérigos, filósofos, laicos y humanistas que buscaron demostrar el grado de maldad de los judíos construyendo una serie de fuentes para los estudios antisemitas. Durante la edad media de hecho, este pensamiento colectivo llevó a constantes persecuciones de judíos, pero “justificadas” por su maldad al engañar a la gente y arruinarlos con la usura.

A lo largo de la edad moderna, los judíos también eran calificados como “raza infecta” por la sangre que corría en sus venas y eran recriminados por sus posiciones liberales y cosmopolitas, tendencia que los asociaba a los siglos de ilustración (XVIII – XIX) y que terminaría germinando en las falsas teorías de conspiración mundial culminando con Los Protocolos de los Sabios de Sión.

En 1095, durante el Concilio de Clermont el Papa Urbano II convoca a la primera Cruzada, política que terminaría en la lucha común de los reinos en contra de los enemigos del cristianismo (moros y judíos). Desde fines del siglo XI, los judíos serían aislados en juderías. En Alemania, tras los concilios ecuménicos de Latrón III y IV (1179 y 1215) las restricciones impuestas sobre las comunidades judías serían codificadas reuniendo en el acto, todas las disposiciones legales antijudías que hasta entonces existían. En Francia nace la idea de marcar a los “indeseables” con un redondel amarillo. En Italia los judíos fueron obligados a usar un sombrerito rojo el cual, más tarde sería reemplazado por un redondel amarillo. Inglaterra optó por un símbolo como las tablas de Moisés de color azafrán.

En conclusión, había judíos que vivían de cobrar impuestos, otros que vivían de la banca, también los había médicos, comerciantes, escritores, sastres, etc. La vida de los judíos desde la baja edad media se asienta en las ciudades porque el campo les estaba vetado, no tenían derecho a poseer tierras y como resultado, rara vez tenían la oportunidad de vivir en el campo.

La historiografía también tiene algo claro que señalar al respecto:

«Los cristianos mantienen con los judíos, a lo largo de toda la edad media, un diálogo que se entrecorta con persecuciones y matanzas. El judío usurero, es decir, el prestamista irreemplazable, es odioso pero a la vez necesario y útil

(…)

Sin embargo, la gran causa de segregación de los judíos estriba en la evolución económica y la doble formación del mundo feudal y del mundo urbano. No se puede admitir a los judíos en los sistemas sociales -vasallajes y comunas- a que da lugar a esta evolución. No se puede prestar homenaje a un judío, ni intercambiar un juramento con él. De este modo los judíos se hallan poco a poco excluidos de la posesión e incluso concesión de la tierra, lo mismo que de los oficios, comprendido el comercio. No les queda más que formas marginales o ilícitas del comercio y la usura«

Jaques Le Goff, <<La civilización del occidentel medieval>>

«El préstamo clásico para el consumo está por lo general a cargo de los judíos y de los establecimientos monásticos (…)»

Jaques Le Goff, <<La baja edad media>>.

«Como es sabido, el comercio de la época merovingia se hallaba aún en manos de mercaderes sirios y judíos. Los sirios desaparecieron cuando el Islam se hizo, en los años 634-635, con Siria, que hasta entonces estaba dominada por Bizancio. Los judíos siguieron entonces desempeñando un papel más importante comercialmente que cuando compartían con los sirios esta actividad«.

Jan Dhondt, <<La Alta edad media>>.

«(La aceleración) del proceso por el que los judíos se han transformado, de un pueblo principalmente comprometido en las profesiones manuales, en una población cuya ocupación más característica es el comercio. Es durante los primeros siglos del Islam cuando los judíos del mundo musulmán abandonaron la agricultura, comenzaron a dedicarse más que a las funciones desde este momento tradicionalmente asociadas a su estado: negociantes, mercaderes de especias, financieros, orfebres, joyeros, artesanos, ETC. En esta época, el jefe de la comunidad judía de Mesopotamia, el Ejilarco, era un personaje destacado al que el Califa en persona rinde honor y acuerda <<privilegios espectaculares>>«.

Cecil Roth, <<Histoire du peuple juif>>.

«Dos procesos caracterizan el desarrollo del pueblo judío a través del último siglo: el proceso de emigración y el proceso de diferenciación social… La decadencia del sistema feudal y de la propiedad servil y el crecimiento del capitalismo, han creado nuevas fuentes de subsistencias; pero destruyeron, en una gran medida, las posiciones de intermediarios en las que vivía la mayor parte del pueblo judío. Estos procesos han impulsado a las masas judías a cambiar sus lugares de residencia, su aspecto social, les han forzado a buscar un nuevo lugar en el mundo y una nueva ocupación en la sociedad«.

Jacob Lestschinsky, <<V Ghetto en Encyclopedia of the social sciences>>

Hay un punto común a destacar en esto, y es que los judíos, su situación actual y propia de la modernidad, es herencia de un largo proceso de adaptación social a lo largo de, prácticamente, toda la edad media.

A pesar de su situación un tanto acomodada producto de su histórica necesidad por apegarse a unos rubros determinados, tampoco podemos generalizar, Jacob Lestschinsky en su libro «Aspectos de la sociología de los judíos polacos»; volumen XXVIII, establece la distribución profesional de los judíos y de los no judíos en Polonia para el año 1897;

  • Agricultura: judíos 2.5%; población total 53%
  • Industrias: judíos 36.2%, población total 14.6%
  • Comercios y transporte: judíos 34.6%, población total 7.4%
  • Servicios personales: judíos 11.9%, población total 11.8%
  • Profesionales liberales: judíos 7.2%, población total 8.2%
  • Rentitas y otras profesiones improductivas: judíos 7.5%, población total 5.2%

Estas cifras revelan en detalle es la situación de los judíos, la cual en simples palabras, resulta ser mucho más compleja que lo asumido a priori.

Se puede concluir que este mito es falso a partir de todo lo demostrado.

MITO 7

¿Controlaban los judíos la economía alemana? Según los líderes del Nacional Socialismo los judíos tenían aproximadamente 1/5 del total de las riquezas en Alemania cuando ellos solo representaban el 0,77% de la población, lo cual demostraba el grado de concentración económica durante los años 30.

¿Era cierta esta cifra?

En primer lugar, valdría la pena aclarar unas cifras para aproximarnos a la realidad. Y es que así como en Estados Unidos en la actualidad la población judía se encuentra muy bien posicionada, en la Alemania previa al Nacional Socialismo también lo era.

Según Saul Friedländer (El Tercer Reich y los judíos 1933-1939. Los años de la persecución), el 11% de los médicos en Alemania eran judíos, hacia 1933 el 16% de los abogados en Alemania eran judíos, la mitad de la industria de vestuario femenino era de propiedad judía hacia los años 30, esto es, los judíos sí se encontraban bien posicionados en Alemania.

Sin embargo esto no demuestra que controlasen la economía -y en consecuencia el país-.

Un reciente trabajo de Albrecht Ritschl, historiador de economía en la London School of Economics, ha rebajado el 20% de riqueza judía a un discreto 1,57% del total de la riqueza. Los judíos eran algo más ricos que la media de los alemanes. En su trabajo utiliza documentación que la administración nazi entregó a las autoridades de ocupación aliadas en 1947 y le permite también aventurar el volumen de riqueza en manos de la población judía, que calcula entre los 4.600 millones y 6.800 millones de reichsmark (RM) para el periodo 1933-1939. Y que la sitúan entre un mínimo del 1,08% y un máximo del 1,57% de todos los activos alemanes.

Fuente: Fiscal destruction: Confiscatory taxation of Jewish property and income in Nazi Germany. Albrecht Ritschl.

¿Les parece poco?

Pues hay más información.

Los bancos más importantes durante los años 30 en Alemania eran los siguiente:

  1. El Commerzbank
  2. El Dresdner Bank
  3. El Berliner Handelsgesellschaft

De estos, solo el último tenía una importante participación judía en su mesa directiva, pero era significativamente inferior pues su capitalización equivalía a 268 millones de RM como acreedor hacia 1939 versus los 2389 del Dresdner y 1266 del Commerzbank (datos de Charles Bettelheim, La economía alemana bajo el nazismo, Volumen II).

En conclusión, los judíos no controlaban la economía alemana de los años 30.

MITO 8

¿Es cierto que los judíos controlan Estados Unidos?

Hay varias formas de comprobar el supuesto control judío sobre Estados Unidos. Revisemos las más importantes:

  1. El control judío sobre la economía estadounidense
  2. El control judío sobre la política estadounidense
  3. El control judío sobre la Reserva Federal

Pues bien, vayamos observando los datos que tenemos a disposición.

JUD 5

https://www.pewresearch.org/fact-tank/2016/10/11/how-income-varies-among-u-s-religious-groups/

Como se puede verificar, los judíos tienen un nivel de riqueza sustancialmente superior al resto de los grupos religiosos. Así, el 44% de las familias judías posee ingresos superiores a 100.000 dólares anuales, mientras que la media nacional es del 19%.

De todos modos, si revisamos la renta según etnias en Estados Unidos la situación le entrega el primer lugar a los asiáticos.

jud 6

Información que podemos encontrar en el informe Income and Poverty in the United States: 2017

https://www.census.gov/content/dam/Census/library/publications/2018/demo/p60-263.pdf

¿Alguien habla acaso del enorme control de los asiáticos en la economía estadounidense?

Sin embargo, a nivel de millonarios la situación varía un poco.

Si revisamos la información que nos entrega Forbes 400, de las 400 personas más ricas de Estados Unidos, 139 son judíos.

Fuente: At least 139 of the Forbes 400 are Jewish, Jacob Berkman.

Esta cifra representa un 37,2% de los más ricos estadounidenses. No deja de ser una cifra importante, más cuando ellos solo representan un 1,7% de la población. Cierto es que poseen una gran participación de las riquezas más notorias dentro de la economía estadounidense, pero no dejan de ser una minoría.

Vayamos al punto 2, ¿controlan los judíos la política estadounidense?

En primer lugar, si miramos la religión de sus presidentes, todos han sido protestantes excepto Thomas Jefferson (deista), John F. Kennedy (católico).

En segundo lugar, de los congresistas estadounidenses el 91% se declaran cristianos según el Pew Research Center (Faith on the Hill, publicado el 3 de enero de 2017). En el mismo exponen el % de miembros que se definen como cristianos desde 1961 a 2017.

JUD 7

Fuente: https://www.pewforum.org/2017/01/03/faith-on-the-hill-115/

En general, el porcentaje nunca ha sido inferior al 90%.

Los judíos representan el 5,6% del Congreso, lo cual no deja de ser una minoría sobrerrepresentada (comparándolo con su tamaño demográfico), pero minoría, al fin y al cabo. Nuevamente nos encontramos frente a la misma conclusión: sobrerrepresentación no es lo mismo que control.

Un tercer punto clave es la política internacional asumida por Estados Unidos, ¿se encuentra controlada por los judíos?

Responder esta pregunta implica asumir que los judíos piensan y actúan en bloque, con los mismos intereses y objetivos, esto es muy difícil de asumir toda vez que los judíos en realidad tienen diferentes posiciones económicas e ideologías, sin embargo asumamos por judíos al Estado Israel de tal modo que sería bueno replantear la pregunta; ¿Israel controla la política de Estados Unidos?

Actualmente no se puede negar esta suerte de simbiosis entre Estados Unidos e Israel en buena parte de la geopolítica internacional, ¿pero se puede hablar de control? Esto es más bien cuestionable.

Es cierto que existe el AIPAC,

https://www.aipac.org/

Pero dentro de Estados Unidos éste no es el lobby más importante ni el que ingresa mayor cantidad de millones por año.

Principales industrias de lobby en los EE. UU. 2019 (en millones de dólares)

JUD 8

Fuente: https://www.statista.com/statistics/257364/top-lobbying-industries-in-the-us/

https://www.theguardian.com/us-news/2019/feb/15/pro-israel-donors-spent-over-22m-on-lobbying-and-contributions-in-2018

https://www.vox.com/2019/2/11/18220160/ilhan-omar-aipac-benjamins-kevin-mccarthy

El dinero aportado por AIPAC acumuló una cantidad de 3,5 millones de dólares en 2018, muy inferior a los 219 millones de dólares aportados por las farmacéuticas. Con esto, tampoco se niega el hecho de que muchos grupos de presión en Estados Unidos son proisraelíes, la Asociación Nacional del Rifle, la Asociación Médica Americana, los abogados entre otros son muestra de ello.

A pesar de lo anterior, Estados Unidos en más de una ocasión han demostrado que si así lo necesitan, se distanciarán abiertamente de los judíos, el ejemplo más evidente fue la posición estadounidense (y soviética) tras la guerra de 1956 entre Israel, Francia y Gran Bretaña vs Egipto. De hecho, gracias a Moscú y Washington, Israel debió de retirarse lo que significó una victoria política para Nasser. En este sentido la política exterior estadounidense desde 1945 a la fecha ha variado con respecto a Israel.

En un inicio el principal apoyo recibido por Israel provino de la URSS y sus satélites de Europa oriental para luego cambiar su norte por Francia. Así, durante la guerra de 1956 los intereses franceses e israelíes coincidieron en lo respectivo a la situación de oriente medio. En aquel momento, Francia estaba involucrada por una revolución en Argelia, y vio a Israel como un elemento crucial para derrotar al movimiento de liberación nacional argelino, pero una vez Argelia obtuvo su independencia en 1962 Francia modificó su posición convirtiéndose en una potencia más mediadora que intervencionista. Fue en ese momento que Estados Unidos comienza a orientar su política hacia un apoyo total a Israel (lo cual se demuestra a partir del dinero que Washington ha destinado a Tel Aviv en materia financiera además del apoyo militar y diplomático).

Hoy en día se puede ver una estrecha relación entre ambos países. Lo anterior se explica por los intereses comunes que existen: 1) Estados Unidos necesitaba de oriente próximo el máximo provecho económico petrolero, 2) Estados Unidos necesitaba consolidar su posición hegemónica en la región, punto neurálgico que conecta Europa con Asia como alternativa a Rusia. Por su parte, Israel necesita un apoyo militar y político con tal de mantener su seguridad nacional, ya que la otra opción para perpetuar su proyecto vendría a ser la aceptación del mundo árabe, pero ello implica reconocer y solucionar el conflicto palestino no por la vía militar (es decir, mediante una des-sionización del Estado, o por medio de la creación del Estado palestino), es por esto que desde 1967 para Estados Unidos Israel es un importante aliado capaz de mantener orden en la región mediante sus FFAA, es decir, funciona como una punta de espada.

No obstante, solo con Israel Estados Unidos no cumple sus objetivos. La economía de dicho país es muy pequeña, no interviene en el mercado del crudo, y su tamaño demográfico en ningún caso proporciona una posición de liderazgo regional, por lo que para Estados Unidos, Irán (hasta la revolución), Arabia Saudí, Turquía y Pakistán han sido aliados clave durante décadas.

¿Cuál es el problema? Que todos esos países tienen una geopolítica que no concuerda con la israelí. Los aliados árabes y musulmanes de Estados Unidos en la región que comprende oriente próximo y las cercanías de la India tienen sus propias perspectivas sobre el problema palestino, sirio y las corrientes islamistas. Sin ir más lejos, otro aliado clave en la región para Estados Unidos es Qatar, el cual junto con Turquía, tiene una política activa apoyando a la Hermandad Musulmana y Hamas.

Arabia Saudí y Qatar son, económicamente hablando, mucho más rentables como aliados que Israel. Su influencia económica impacta directamente en el precio y comercio del crudo, y sus regímenes han operado equilibrando las necesidades de una élite modernizadora, prooccidental, con una población altamente islámica aplicando en el acto, una ambigua relación con Estados Unidos. Por lo que hoy por hoy, son esos regímenes los que mantienen la hegemonía estadounidense más o menos estable contra la influencia iraní.

Turquía y Pakistán, por otro lado, siguen siendo aliados estratégicos de vital importancia, pero durante los últimos años han mostrado síntomas de distanciamiento. Por una parte la rivalidad de Pakistán con la India (con quien Estados Unidos mantiene relaciones en alianza contra China) han llevado al régimen de Islamabad a estar cada vez más cerca de Pekín. Por otro lado, los turcos cada vez más imbuidos en su propio islamismo, mantienen una política regional ambivalente que no cuadra del todo con los intereses estadounidenses e israelíes, y en muchos casos, se opone totalmente (apoyo a la causa de Palestina, rivalidad con Estados Unidos dentro de Egipto, Etcétera)

Entonces, es cierto que la influencia judía en Estados Unidos combinada con una unión de intereses se ha configurado en una suerte de imbricación entre los regímenes de Washington e Israel, pero esta relación como todas, no es ni ha sido eterna, depende de muchos factores y desde luego, tarde o temprano se debilitará. Ya sea por la emergencia de China en el mundo, la inestabilidad árabe, el potencial iraní, el giro pakistaní hacia Pekín, la fuerza del apoyo estadounidense al régimen israelí es más que dudosa de aquí a los próximos 50 años.

Por último, el poder de Estados Unidos y la influencia israelí a su vez se ve limitada cuando se observa la situación de Irán. Allí, los israelíes no han sido prudentes al momento de buscar que Estados Unidos detenga por la fuerza el desarrollo nuclear iraní, tampoco han ocultado su obstinación y oposición al acuerdo que habían firmado Washington y Teherán sobre el mismo tema. Mas, el hecho es que ni Estados Unidos actúa según los intereses israelíes, ni Israel puede obligarlos a actuar como ellos quisieran.

En un tercer lugar tenemos el supuesto control de los judíos sobre la Reserva Federal. En este sentido, se afirma que los judíos fueron los principales actores tras su creación, así como son quienes la controlan en la actualidad. De este modo, se mencionan nombres como Alan Greenspan para demostrar el control de este organismo por parte de los judíos, pero además este mito no puede estar completo sin la caracterización de la FED como una institución privada (algo muy reiterado en los círculos conspiranoicos).

En resumen, este mito indica que los judíos crearon y controlan la FED, lo cual se logra porque es ante todo, una institución privada.

¿Qué hay de cierto en esto?

En primer lugar, debemos hacer mención a la historia detrás del nacimiento de la FED. Y es que durante el último tercio del siglo XIX, la economía estadounidense estuvo caracterizada por una serie de crack financieros a raíz en un contexto en el que no existía un órgano central como los que ya existían en otras economías europeas, esto es, un Banco Central.

En medio de esta discusión, el presidente Theodore Roosevelt creó una comisión de investigación para averiguar el porqué de ese desbarajuste, esta comisión fue liderada por el senador republicano Nelson Aldrich. En esta investigación, Aldrich viajó por Europa para saber por qué no se daba tanto caos financiero como sí en Estados Unidos, y la conclusión fue la presencia de un Banco Central.

No obstante lo anterior, lo que buscaba Aldrich era un Banco Central manejado por los banqueros, es decir privado. Y es aquí cuando  se reúne con Frank Vanderlip del Citibank, Henry Davidson del Banco Morgan y Paul Warburg del Kuhn & Loeb Inversiones:

Also in 1910, Senator Nelson Aldrich, Frank Vanderlip of National City (Citibank), Henry Davison of Morgan Bank, and Paul Warburg of the Kuhn, Loeb Investment House met secretly at Jekyll Island, a resort island off the coast of Georgia, to discuss and formulate banking reform, including plans for a form of central banking. The meeting was held in secret because the participants knew that any plan they generated would be rejected automatically in the House of Representatives if it were associated with Wall Street. Because it was secret and because it involved Wall Street, the Jekyll Island affair has always been a source of conspiracy theories. But the conspiracy theorists overestimate the significance of the meeting. Everyone knew Wall Street wanted reform, and the Aldrich Plan which the meeting produced was, in fact, rejected by the House.”

http://odur.let.rug.nl/~usa/E/usbank/bank12.htm

Esta reunión era secreta y las conversaciones giraban en torno a la idea de un Banco Central privado.

Cito referencias para mayor investigación.

This plan, which was so clearly prepared under the influence of large bankers, was strongly attacked by the progressives and never appealed to the public. Moreover, the conservative Republican Aldrich presented his plan just after the election of 1910, in which the Democrats captured Congress for the first time in nearly two decades while Republican President William Howard Taft, supported by the party’s conservatives, was increasingly besieged by the party’s progressive wing. In short, Aldrich presented his plan just after his party had suffered a serious rebuff at the polls, and while a President sympathetic to his views was under growing attack within his own party.

Fuente

he Aldrich plan provided for one central institution, to be called the National Reserve Association, with branches all over the country and with the power to issue currency, and to rediscount the commercial paper of member banks. Control of the institution would reside in a board of directors, the overwhelming majority of whom would be bankers.

The Aldrich plan received scant public support and aroused strong opposition.

Many progressives protested that the Aldrich plan would not provide for adequate public control of the banking system, that it would enhance the power of the larger banks and the influence of Wall Street; and that its currency reform provisions would be dangerously inflationary. “Big financiers are back of the Aldrich currency scheme,” William Jennings Bryan proclaimed.

Haz clic para acceder a begin.pdf

The Aldrich Plan called for a system of fifteen regional central banks, called National Reserve Associations, whose actions would be coordinated by a national board of commercial bankers. The Reserve Association would make emergency loans to member banks, create money to provide an elastic currency that could be exchanged equally for demand deposits, and would act as a fiscal agent for the federal government.

http://www.publiceye.org/conspire/flaherty/flaherty1.html

Sin embargo, este plan no fue aceptado por el Congreso estadounidense, y tras la elección de Wilson como presidente, se aceleró la imperiosa necesidad por establecer un sistema de Banca central dando nacimiento a la Federal Reserve Act, la cual a su vez fue llamada Owen-Glass Act por el nombre de Carter Glass quien sería, finalmente, el que la presentaría.

Fuente: http://216.218.248.231/people/218/000167714/

Por cierto, Carter Glass era metodista.

http://216.218.248.231/people/218/000167714/

En síntesis:

  • Ni el plan de este Banco Central privado fue liderado por judíos (Warburg era uno más), ni tampoco fue aceptado por el congreso.
  • El resultado final fue la creación de la FED, cuya estructura, si bien es cierto tiene una composición mixta entre pública y privada, en lo esencial y fundamental, es pública.

¿Cómo se estructura la FED?

En primer lugar, su autoridad deriva del Congreso, pero se considera independiente, pues sus decisiones ni emanan, ni deben de ser ratificadas por otros poderes del Estado, no recibe fondos y su mesa directiva trasciende varios mandatos presidenciales. Sin embargo, la Reserva sí está sujeta al Congreso, el cual periódicamente revisa sus actividades y puede alterar sus estatutos.

Fuente:

http://www.publiceye.org/conspire/flaherty/flaherty4.html

http://www.federalreserve.gov/generalinfo/faq/faqfrs.htm

Su organigrama es el siguiente:

  1. Junta Directiva: miembros selectos por el presidente de Estados Unidos y confirmados por el Senado. Esta junta contiene un total de 7 miembros.
  2. Bancos Regionales de la Reserva Federal:  Son 12 bancos en Estados Unidos (el plan de Aldrich era que fueran 15) y cuyas facultades son: Comprar y vender bonos del gobierno en las operaciones de Mercado Abierto; Prestar sus reservas a los bancos miembros; Ofrecen servicios de cheques a sus miembros y a otros clientes; Emitir notas federales (billetes) y retiran billetes estropeados para su destrucción; Hacer cumplir la obligatoriedad de mantener las reservas bancarias (dinero fijo sin tocar) y otras obligaciones a las que están sometidos por ley los bancos miembros; vigilar la actividad económica y financiera dentro de sus respectivos distritos.
  3. Los Bancos Miembros: Todos los bancos que por ley deben de adherirse (12 USCA §282). Y que terminan convirtiéndose en un miembro activo de su Banco Federal regional. Dentro de los cuales, su poder de ejecución es muy limitado. Los Bancos miembros tienen derecho a elegir a 6 de los 9 miembros directivos del Banco Federal Regional (los otros 3 son elegidos desde Washington), pero estos solo administran el día a día del banco regional, NO la política monetaria (12 USCA §301 y 12 USCA §302), la cual sigue bajo la potestad de la FED.

Entonces, no es cierto que la FED sea una institución privada. Son sus bancos regionales los que tienen miembros directivos electos por los bancos miembros, pero los bancos regionales tienen funciones que se limitan a la distribución y almacenaje.

En este sentido, poco importa durante cuanto tiempo la FED ha tenido un presidente judío de su directorio (tampoco es la mayoría), sino que este directorio no puede hacer y deshacer como le convenga o desee. La realidad es que la FED en su esencia y principales funciones, es una institución pública, y como tal tiene severas restricciones.

¿Qué puede hacer la FED a favor de los judíos en particular? Esta respuesta podría ser contestada si esta institución fuese privada, pero no lo es, y su política monetaria posee un carácter público.

Nuevamente nos encontramos con un mito sin validez ni veracidad.

MITO 9

Que los judíos controlen la economía mundial es otro de los mitos que pululan en las redes sociales y en la creencia popular de muchas personas.

Ya revisamos que, dentro de la economía estadounidense, poseen una posición privilegiada y sobrerrepresentada tanto económica como políticamente sin que ello implique un dominio de los judíos sobre Estados Unidos, a nivel mundial este mito es todavía más complejo de sostener.

Si miramos los datos que proporciona la lista Forbes:

  • Jeff Bezos es cristiano
  • Bill Gate es de origen protestante
  • Warren Buffet es de origen presbiteriano
  • Bernard Arnault es católico
  • Carlos Slim es católico maronita
  • Amancio Ortega es católico
  • Larry Ellison es judío
  • Mark Zuckerberg judío de nacimiento aunque ahora practica el budismo
  • Larry Page es judío por parte materna

De los 10 mayores multimillonarios, 7 son cristianos y 3 son judíos.

Además, según un estudio de New World Wealth, de los más de 13.1 millones de millonarios en el mundo, 56% se identificaron como cristianos. Ese mismo estudio indicó que 6.5% se identificaron como musulmanes, 3.9% como hindúes y 1.7% como judíos.

Fuente: https://billhigh.com/culture/what-is-the-religion-of-millionaires/

Nuevamente no se observa una dominación judía.

En Chile además, las familias más ricas; Matte, Luksic, Piñera, Angelini y Paulmann no son judíos.

Incluso si observamos a la mítica familia Rothschild veremos que en el año fiscal 2014-2015, los ingresos de Rothschild & Co, la empresa principal de Rothschild Group, fueron de 1.400 millones de euros, con 144 millones de dólares de beneficio. Finalmente, el portal ruso concluye que el imperio de los Rotschild no se puede comparar al que tenían hace 200 años porque, aunque el apellido familiar y su reputación siguen siendo sus activos principales, «no son suficientes para tener poder sobre el mundo».

https://actualidad.rt.com/actualidad/194195-rothschild-poseer-fortuna-realidad

Otro recurrentemente mencionado judío es George Soros, a quien se le acusa de promover el “marxismo cultural”, tiene su principal fuente de ingresos de los fondos de Inversión, aunque tampoco es líder en el rubro:

Bridgewater Pure Alpha Fund, fundado en el año 1975, ha creado en términos absolutos la impresionante cifra de 45.000 millones de dólares en sus 40 años de vida. Por su parte Quantum Endowment Fund de Soros ha generado 42.800 millones desde 1973 (…) Pure Alpha y Quantum Endowment tienen unos activos bajo gestión de 82.300 millones y 29.000 millones de dólares respectivamente.”

https://www.finect.com/usuario/AndresLlorente/articulos/ray_dalio_supera_a_george_soros

A nivel bancario, de los 100 bancos con mayor cantidad de activos en el mundo, 20 son chinos y 10 son japoneses. De igual forma, de los 5 mayores bancos a nivel mundial, 4 son chinos y 1 japonés. Ergo, ninguno de ellos es dominado o administrado por judíos.

En conclusión, no es verdad que los judíos dominen la economía mundial.

Por otro lado, se dice que los judíos dominan la economía mundial mediante su actividad bancaria, ¿Es posible dominar la economía con el poder de los bancos?

Entiéndase que el concepto, dominar, integra dentro de sí una capacidad para ejercer soberanía sobre el resto de las actividades económicas (servicios varios, industria, agroindustria, minería, ETC). Sin embargo, el problema con esta idea es que la banca existe siempre, como una parte del capital, que aporta con crédito a la economía productiva, haciendo que esta pueda invertir y efectuar sus ciclos de acumulación con un mayor potencial que el posible gracias al crédito.

En términos muy simples:

  • El capitalista dinerario (banca) presta dinero al capitalista industrial/comercial, y éste potencia su ciclo de acumulación
  • El capitalista dinerario gana el interés
  • El capitalista industrial/comercial puede invertir con el plus del capital en forma de crédito.

Ahora bien, ¿de dónde obtiene el capitalista dinerario todos los millones que luego transforma en crédito? Pues desde los millones de ahorros que los mismos capitalistas industriales/comerciales depositan en sus cuentas bancarias. De ahí a que la ganancia neta del capitalista dinerario, sea el neto entre tasa de interés pasiva y activa. Por otro lado, ¿de dónde sale el interés? El interés no es mágico, no aparece por acción divina, sino que tiene su génesis en la realidad económica misma. Ergo, el interés debe provenir sí o sí de la ganancia del capitalista industrial/comercial. No hay otro origen.

¿Cómo van a pagar millones y millones de deudas si no es, ganando billones y billones? Esto nos lleva a la siguiente conclusión:

El interés no puede ser superior, en el normal de las situaciones, a la tasa de ganancia de una economía, y en términos generales, la economía bancaria no puede ser superior a la economía productiva. En otras palabras, no se puede dominar la economía solo dominando las finanzas.

MITO 10

¿Controlan los judíos los medios de comunicación?

Para responder esta pregunta, es necesario conocer la propiedad o liderazgo detrás de los principales medios de comunicación.

A partir de lo anterior, desglosaremos la Mass Media en, i) Periódicos o diarios, ii) principales medios de comunicación en América Latina (y una pincelada de España), iii) principales agencias de noticias.

  • Principales periódicos y diarios a nivel mundial

Revisemos los principales sitios webs y diarios con mayores visitas según Alexa.

New York Times

Perteneciente a The New York Times Company, fundada el 18 de septiembre de 1851 por Henry Jarvis Raymond y George Jones. Su presidente actual es Arthur Ochs Sulzberger Jr. de padre judío alemán y madre Episcopal, religión en la que sería criado.

Esta compañía en 1896 fue comprada por Adolph Ochs (judío) pero en 1967 comenzaría a cotizar en la Bolsa de Nueva York con el símbolo NYT. De las dos categorías de acciones, Clase A y Clase B, la primera se cotiza en bolsa y la segunda se mantiene en privado, en gran parte (casi el 90%) por los descendientes de Adolph Ochs.

Sin embargo, desde enero del 2009 Carlos Slim (católico maronita) ha adquirido una gran cantidad de acciones, lo que lo ha convertido en un accionista mayoritario. Hacia 2016 Slim tenía el 17.4% de las acciones clase A lo cual le permite votar solo por los directores de Clase A, un tercio del directorio de la compañía.

The Washington Post

Fundado en 1877 por Stilson Hutchins desde 2013 la compañía pasa a la propiedad de Jeff Bezos (cristiano).

New York Post

También uno de los periódicos más importantes de Estados Unidos fue fundado en 1801 por Alexander Hamilton y desde 1976 pertenece a Rupert Murdoch de religión católica.

Wall Street Journal

Periódico estadounidense enfocado en negocios y economía de carácter internacional y con sede en la ciudad de New York.

Es propiedad de News Corp, y al igual que con el ejemplo anterior, su dueño es Rupert Murdoch.

USA Today

Es un periódico de los Estados Unidos de tirada nacional publicado por Gannett Corporation, compañía fundada por Frank Gannett (unitario laico), actualmente es una empresa de capital abierto cuyo presidente es John Jeffry Louis III. Gannett Co. A su vez tiene entre sus principales accionistas:

BlackRock Fund Advisors, The Vanguard Group, Inc., Dimensional Fund Advisors LP, Omega Advisors, Inc., Alden Global Capital LLC

https://money.cnn.com/quote/shareholders/shareholders.html?symb=GCI&subView=institutional

CNN

Fundado en 1980 por el empresario Ted Turner. Su propietario actual es WarnerMedia, la cual a su vez es pertenece a AT&T y cuyo mayor accionista (y CEO) es Randall Stephenson, de quien no existe mucha información.

The Guardian

Diario británico fundado el año 1821 por John Edward Taylor (de origen unitario). Actualmente es propiedad de Guardian Media Group, la cual a su vez pertenece a Scott Trust Limited. Su actual presidente es Alex Graham.

BBC

The British Broadcasting Corporation, emisora al servicio público británico, por tanto opera como empresa pública.

India Times

Diario indio en inglés con gran popularidad a nivel mundial fundado en 1838 cuyo dueño es The Times Group. Esta empresa representa el conglomerado más grande de medios en la India, hasta el día de hoy se mantiene como una empresa familiar cuyos propietarios son seguidores del jainismo.

The Hindu

También es un diario indio propiedad del The Hindu Group, y su fundador fue Ganapathy Dikshitar Subramania Iyer el año 1878.

Como se puede observar, sus dueños no son judíos.

Hindustan Time

Periódico indio fundado en 1924 y es propiedad de HT Media. Su presidente actual es Shobhana Bhartia, de origen Marwari.

India Express

Empresa india dedicada a los medios de comunicación Publica varios diarios de amplia circulación, incluidos The Indian Express y The Financial Express en inglés, el Loksatta en marathi y el Jansatta en hindi.

Fue fundada por Ramnath Goenka y actualmente su presidente es Raj Kamal Jha.

China Daily

Diario chino fundado en 1981 cuya propiedad es del gobierno.

Si ahora nos ceñimos a los canales de televisión con mayor audiencia tenemos los siguientes;

CBS

Cadena de televisión abierta estadounidense que en sus inicios operaba como radio. Fue fundada el año 1927 y pertenece a ViacomCBS, cuyo principal dueño es Sumner Redstone (judío).

ABC

American Broadcasting Company, otra de las grandes cadenas de radiodifusión en Estados Unidos, fue fundada en 1943 y ahora es propiedad de The Walt Disney Company. Esta empresa es presidida por Bob Iger (judío).

NBC

National Broadcasting Company es una cadena de televisión estadounidense fundada el año 1926 por David Sarnoff (judío). Actualmente es propiedad de Comcast Corporation, cuya propiedad es de la familia Roberts (judía).

HBO

Home Box Office canal estadounidense por suscripción. Su propietario actual es WarnerMedia, la cual a su vez es pertenece a AT&T y cuyo mayor accionista (y CEO) es Randall Stephenson.

FOX

Fox Corporation, antes conocida como 21st Century Fox, fue adquirida por Walt Disney Company, sin embargo el papel de Rupert Murdoch y su familia continúa siendo muy relevante, así, la familia Murdoch continúa siendo líder de Fox News, Fox Business, FS1, FS2 y Big Ten Network.

ESPN

De sus siglas Entertainment and Sports Programming Network, es un grupo mediático fundado 1979 y actualmente pertenece a Walt Disney Co.

Univisión

Cadena de televisión estadounidense en español, fundado el año 1962 por Jerry Perenchio, propiedad de Univision Communications. Actualmente esta última pertenece en mayoría al grupo Televisa, propiedad del empresario mexicano (y católico) Emilio Azcárraga Jean y en menor medida a Saban Capital Group, propiedad de Hair Saban (judío).

Cuando observamos la realidad de otras regiones la situación es la siguiente;

Euronews

Canal de televisión europeo fundado en 1993 emite en español, italiano, francés, alemán, inglés, portugués desde 1999, ruso desde 2001, árabe desde 2008, turco y persa desde 2010 y ucraniano desde 2011 las 24 horas del día.

Actualmente su mayor accionista es Media Globe Networks, empresa de propiedad del magnate egipcio Naguib Sawiris (copto)

CGTN

China Global Television Network grupo de seis canales de televisión internacionales en varios idiomas propiedad y operados por China Central Television (CCTV), una organización de medios de propiedad estatal en China.

IRIB

Islamic Republic of Iran Broadcasting es una corporación de medios iraní que tiene el monopolio de los servicios nacionales de radio y televisión en Irán, y también se encuentra entre las organizaciones de medios más grandes en las regiones de Asia y el Pacífico, y un miembro regular de Asia. IRIB es independiente del gobierno iraní, pero su jefe es nombrado directamente por el Líder Supremo, el ayatolá Ali Khamenei.

DW

Deutsche Welle es una emisora pública internacional alemana. El servicio está disponible en 30 idiomas. El servicio de televisión satelital de DW consta de canales en inglés, alemán, español y árabe.

France 24

Es una red de televisión internacional de noticias estatal francesa con sede en París.

RT

Rusia Today es una red de televisión internacional financiada por el gobierno ruso. Opera canales de televisión paga dirigidos a audiencias fuera de Rusia, además de proporcionar contenido de Internet en inglés, español, francés, alemán, árabe y ruso.

Al Jazeera

Es una emisora financiada por el estado de Qatar en Doha, Qatar, propiedad de Al Jazeera Media Network. Inicialmente lanzado como un canal de televisión satelital de noticias y actualidad árabe, Al Jazeera se ha expandido a una red con varios medios, incluidos Internet y canales de televisión especializados en varios idiomas

Telesur

Es una red latinoamericana de televisión terrestre y satelital con sede en Caracas, Venezuela y patrocinada principalmente por el gobierno de Venezuela, con fondos adicionales de los gobiernos de Cuba y Nicaragua.

ZEE

Zee News es un canal de noticias en idioma hindi propiedad del Grupo Essel. Este grupo fue fundado en 1926, el actual presidente del grupo es Subhash Chandra

  • Principales medios de comunicación en América Latina

Revisemos los principales medios de comunicación de América Latina.

Grupo Clarin: es el grupo empresario de medios de comunicación más grande de la Argentina. Este grupo fue conformado oficialmente en el año 1999, engloba entre otros medios al diario Clarín (el diario de mayor circulación en Latinoamérica). Su actual propietario es Héctor Horacio Magnetto.

Grupo Globo: conglomerado de empresas brasileñas concentradas específicamente en el área de medios de comunicación, pero incluyendo también el mercado inmobiliario. Es también el grupo más grande de América Latina, uno de los más grandes de todo el mundo. Fue fundado en 1925 por Roberto Marinho (católico), cuya familia todavía controlan la empresa.

Venevisión: canal de televisión abierta venezolano operado por Cisneros Media y propiedad de la Organización Cisneros, el cual empezó sus transmisiones el 1 de marzo de 1961. Gustavo Cisneros es el propietario (católico).

Televisa: Empresa mexicana de medios de comunicación siendo líder en audiencia dentro de México y una de las cadenas más importantes a nivel de Iberoamérica. Es propiedad de Emilio Azcárraga Jean (católico).

Grupo El Comercio: Conglomerado de medios de comunicación peruano, que administra varios periódicos y canales de televisión y también entre otros negocios en la cual es administrado por la Familia Miró Quesada (de origen católica).

En España el Grupo PRISA el mayor grupo de medios de comunicación de contenidos informativos, culturales y educativos en España e Hispanoamérica, con presencia en radio, televisión, prensa y editoriales, fundado en 1972. Su principal accionista mayoritario desde 2018 es Josep Oughourlian, de origen libanés, seguido por la familia Polanco (católica) y Telefónica (presidida por José María Álvarez-Pallete, católico).

En Chile la situación tampoco es que sea muy diferente. Los diarios La Tercera, La Cuarta, El Diario de Concepción, La Hora, Pulso. De las revistas Que Pasa y Paula. De las radioemisoras Duna, Carolina, Radio Beethoven, Radio Zero, Paula FM, Radio Dysne pertenecen al grupo COPESA, cuya propiedad es de Alvaro Saieh, un árabe. El grupo EMOL pertenece a Agustín Edwards, que tampoco es judío. El canal 13 pertenece a Luksic, que no es judío, sino que de ascendencia croata – católica. Chilevisión es del grupo Turner Broadcasting System, de Estados Unidos. También son dueños de CNN Chile junto con VTR. Un grupo que nunca ha sido judío, por cierto, el 20% de VTR pertenece a Saieh. El canal Megavisión es del grupo Bethia, de Liliana Solari, que también es dueña de Radio Candela FM. Liliana Solari tampoco es judía. El canal de televisión La Red es de Albavisión, de Remigio Ángel González, un mexicano que no es judío.

  • Principales Agencias de noticias

Ahora hablemos de las agencias de noticias, las cuales, como se sabe son fundamentales dentro del mundo del periodismo y los medios de comunicación al ser estas las operan como proveedoras directas de noticias a través de sus corresponsales en diferentes lugares del mundo.

Dentro de las principales destacan:

Xinhua: Agencia de noticias del gobierno comunista chino.

Reuters: Agencia de noticias con sede en Reino Unido fundada en 1851 por Paul Reuter (luterano), actualmente pertenece a Thomson Corporation, propiedad de la acaudalada familia Thompson (de religión cristiana).

Associated Press: Agencia de noticias con sede en Estados Unidos fundada en 1846. Opera como Cooperativa.

Sputnik: Agencia de noticias que opera desde 2014 siendo propiedad y operado por la agencia Rossiya Segodnya. Es una empresa estatal.

United Press International: Agencia internacional de noticias con sede en Estados Unidos, fundada en 1958 por Edward Willis Scripps. Desde el año 2000 ha estado bajo la propiedad de la empresa News World Communications una compañía internacional de medios de comunicación fundada en 1976 por el líder de la Iglesia de la Unificación, Sun Myung Moon.

Agence France-Presse (AFP): AFP es la agencia de noticias más antigua del mundo con sede en Paris fue fundada en 1835 por Charles-Louis Havas (judío). Sin embargo, desde 1940 la agencia pasó a ser controlada por el Estado, y aun cuando se ha abierto al capital privado sigue siendo controlada por el gobierno francés.

Deutsche Presse-Agentur: DPA es una agencia de noticias alemana fue fundada como una cooperativa el 18 de agosto de 1949 en Goslar. Los 180 accionistas de DPA son exclusivamente empresas de medios, como editoriales y emisoras. Esto significa que los accionistas y clientes de la agencia son en gran medida idénticos. Los accionistas respectivos pueden adquirir un máximo del 1,5 por ciento del capital social, de modo que la influencia de los accionistas mayoritarios individuales se excluye en gran medida. La participación total de los medios electrónicos no debe exceder el 25 por ciento.

Agencia EFE: Agencia internacional de noticias fundada en Burgos, España, en 1939 por el gobierno español, es una Sociedad Mercantil Estatal, cuya titularidad corresponde a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Télam: Agencia de noticias argentina fundada el 14 de abril de 1945 que opera como sociedad de Estado.

Notimex: Agencia de noticias mexicana fundada en 1968 con sede en México DF y cuya propiedad es estatal.

Inter Press Service: IPS es una agencia mundial de noticias está constituida como una organización sin fines de lucro y goza de estatus consultivo como organización no gubernamental en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) de la ONU.

Agencia Venezolana de Noticias: es el servicio de información oficial del gobierno de Venezuela, con cobertura regional y nacional, así como información en general sobre América Latina y el mundo.

En síntesis, los judíos no controlan los medios de comunicación.

Es cierto que en cambio, en lo respectivo a Hollywood existe una fuerte presencia judía en sus principales cinematográficas, directores, productores y actores, al punto que se reconoce el gran aporte de ellos en el desarrollo del cine estadounidense, pero a la vez es menester aclarar dos puntos: i) De todas las principales industrias del cine a nivel mundial, solo Hollywood es la que posee tan marcada presencia judía, ii) Netflix y Amazon ahora mismo rivalizan seriamente con Hollywood en la actualidad.

Sobre las principales industria de cine en el mundo comparto la fuente;

http://www.savememovie.com/las10mayoresindustriascinematograficasdelmundo/

CONCLUSIONES

A estas alturas no caben dudas del porqué les he llamado mitos. En este punto vale la pena recalcar que mi intención con este artículo, además de hablar con verdad, escepticismo y una perspectiva crítica, es llevar a la reflexión sobre la real atención que todos nosotros debemos establecer frente a los diferentes problemas que se nos presentan día a día.

Lo que quiero decir, es que no hay que gastar energía en vano, no caigamos en el quijotismo ni perdamos el norte, creer en enemigos y conspiraciones judías, además de caer en el juego de la extrema derecha antisemita y retrógrada, nos lleva a perder el enfoque sobre nuestro real blanco al que siempre debemos apuntar si es que nuestro objetivo es luchar por un mundo mejor: el capital, la explotación del hombre por el hombre, y la perversión cada vez más patente de nuestro ecosistema.

El ejercicio mencionado es pura lógica científica y crítica social, pero ambas características nos convierten en miembros activos y empoderados de la sociedad. Luchar contra enemigos inexistentes en cambio, no logra más que un desgaste innecesario de energía… de lo contrario, ¿qué se ha conseguido luchando contra la conspiración judía y su marxismo cultural? Básicamente, nada. Buscar al “enemigo judío” que controla la economía mundial y los medios de comunicación no nos ha legado nada sustancial, por el contrario, sindicalizarse, parar la producción a cambio de mejores condiciones de trabajo, movilizarse y cuestionar al capital sí que nos ha permitido enormes avances sociales y políticos durante más de 100 años.

Los sabios de YouTube y otras RRSS realmente pierden su valioso tiempo al obcecarse en un mundo lleno de imaginarios cimentados en castillos de naipes olvidando que el problema real no es que el mundo sea controlado por judíos, sino que nuestro mundo es controlado por relaciones sociales de producción donde una clase minúscula en número es la que ha dado forma a nuestras instituciones políticas, sociales y culturales durante más de 5 siglos. Esta clase no tiene religión más que el capital mismo, de hecho es el capital encarnado, cuyo origen puede ser muy variados (sí, hay judíos como también católicos, protestantes, hindúes, ateos, y desde luego, cada vez más y más chinos) pero su objetivo es siempre el mismo: la ganancia del capital so pena de arrasar con selvas, animales y poblaciones. Es simple, enfocarse en unos pocos, significa mirar a otro lado ignorando lo medular detrás de cada arista, problema o conflicto, tal y como practicó el Nacional Socialismo durante los años 30 en medio de una Alemania convulsionada por la crisis económica, política y social, los judíos fueron usados por los nazis como chivos expiatorios al igual que se practicaba durante la edad media tras cada catástrofe.

Repito, el mundo debe ser mirado seria, científica, escéptica y críticamente.



Categorías:actualidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: